Taco de reina o capuchina (Tropaelum Majus L.)


El taco de reina es una planta herbácea perenne, que puede ser cultivada anualmente. Sus tallos son bien carnosos y ramificados, y sus hojas son peltado-circulares verdes y pálidas en la parte inferior.



Cuenta con abundantes flores axilares de color amarillo-anaranjadas, las cuales miden entre 4 y 8 centímetros de diámetro. Estas se prologan hacia atrás con un espolón de aproximadamente 3 cm de largo y se distinguen por sus manchas amarronadas en la base de los pétalos. La floración del Taco de reina comienza a mediados de la primavera y termina con las primeras heladas.

¿Cuál es el lugar adecuado para el taco de reina?

Esta planta se adapta sin ninguna dificultad a varias condiciones de luminosidad y suele producir una gran cantidad de flores en sitios donde recibe la luz solar directa durante tres horas diarias. En lugares sombreados, la planta desarrolla bien, pero la floración es escasa.

Esta especie es ideal para cultivar en un desnivel del jardín, enfatizando la inclinación del suelo, formando un macizo como cubresuelo, o bien, sobre un soporte como planta apoyante. También suele utilizarse en balcones y terrazas.

Suelo

Esta planta progresa muy bien en diversos tipos de terreno, aunque los más favorecedores son los sueltos, fértiles y húmedos, cuya profundidad sea mayor a 20 cm. Los suelos arcillosos limitan su crecimiento y pueden provocar la putrefacción.

El lugar del jardín en donde se vaya a plantar el Taco de reina o capuchina debe ser mejorado con la incorporación de compuestos orgánicos durante la fase de preparación del terreno al terminar el invierno. Para ello, hay que hacer uso de 5 a 10 dm³ de resaca de río o estiércol descompuesto con 200 g de harina de hueso por cada metro cuadrado de cantero.



El sustrato para maceteros debe ser compuesto de cinco partes de tierra negra, cuatro de resaca de río y una de harina de huesos.

Cultivo del taco de reina


Las plantas de Taco de reina se obtienen de semillas. La siembra debe ser realizada en el almácigo desde junio a septiembre en un sitio calefaccionado, o bien, al aire libre a partir del mes de octubre hasta noviembre, para luego trasplantarla al lugar escogido.

La siembra también se puede hacer directamente en el lugar, lo que se llamaría siembra de asiento. Esta se hace desde noviembre a diciembre y no es necesario su trasplante posterior. Generalmente, la semilla germina en 10 días en ambientes con temperaturas que oscilan entre los 15 y 20° C. El almácigo se prepara en recipientes para siembra con una profundidad de 10 cm, con un sustrato de resaca de río y tierra negra en partes iguales.

Las semillas tienen que ser separadas del fruto que la contiene y colocadas en el sustrato con una distancia de 8 a 10 centímetros y 2 cm de profundidad. El uso de macetas para la siembra de dos a tres semillas es ideal, ya que las raíces no sufren al generar la plantación y permanecen por mucho más tiempo en el recipiente hasta que se ubiquen en el jardín o balcón.

Plantación


La plantación se efectúa en el jardín o el balcón desde octubre y cuando haya finalizado el período de heladas, ya que es una planta sensible al frío. Cada una de ellas debe tener una distancia de 30 a 35 cm.

Riego

El riego cada tres o cuatro días crea las condiciones de humedad propicias para el crecimiento rápido de la planta.

Problemas y soluciones

  • ¿Hojas grandes y carnosas de un color verde intenso? Precisan más luminosidad.
  • ¿Brotación vigorosa y escasa floración? Es necesario fertilizar con 5 o 10 g de compuesto de NPK (nitrógeno, fósforo y potasio) por planta.
Si te ha gustado este post sobre el Taco de Reina, te aconsejo mirar más post en Entreplantasymacetas.blogspot.com.