Afelandra o Aphelandra Squarrosa



La afelandra es una especie perenne originaria de Brasil, se cultiva para interiores evitando la luz solar directa. Sus hojas son simples de color verde oscuro con unas estrías de color marfil a lo largo de las nervaduras. Las flores amarillas se encuentran protegidas por brácteas del mismo tono con floración en primavera y verano.


Suelo y sustrato

Para desarrollar la afelandra en macetas deberás mezclar tres partes de tierra negra de jardines, tres partes resaca del río, tres partes de turba y una parte de arena o perlita. Si no tienes resaca de río, sustitúyela por estiércol vacuno o equino descompuesto en igual proporción.

Riego

Riega la Afelandra día por medio durante la primavera y verano, cuidando siempre de no mojar el follaje. Una vez que haya finalizado la floración en otoño, se regará tan solo una vez por semana hasta que comience la primavera.

Abono

Activa la floración y crea ejemplares más bajos y ramificados incorporándole al sustrato 10g de harina de huesos por planta cuando se efectúe el cambio de maceta durante la primavera.

Los abonos químicos aplicados con el agua de riego al inicio de la primavera y a mediados de verano, mejoran aún más la floración y fortalecen el crecimiento, sin reemplazar la acción del harina de huesos.

La poda

La poda de despunte se efectúa durante la primavera dejando en cada uno de los tallos de la planta, dos a tres yemas para que vuelvan a brotar. El brote despuntado es el que debe utilizarse para multiplicar esta especie por gajos.

Cambio de maceta

Para cambiar de maceta la Aphelandra Squarrosa, sujeta el recipiente con una mano tapando el sustrato, colocando los dedos a los lados de los tallos. Con un golpe pequeño  podrás desprender fácilmente la planta.

Ahora, evitando dañar la raíz, retira parte del sustrato adherido y coloca la planta en el centro de la maceta con su pan de tierra. Posteriormente, agrega el sustrato hasta completar la maceta y ejerce presión alrededor de la planta. Riega para humedecer el suelo.


Te recomendamos leer: Malvón pensamiento o pelargonim domsticum bailey

Multiplicación por esquejes

Se usan como esquejes o gajos los brotes cortados en primavera cuando se realiza la poda de despunte. El corte se efectúa debajo del segundo par de hojas para que el esqueje mida entre 8 y 10 centímetros.

Los gajos de la afelandra se preparan cortando el par inferior de las hojas. Se unta la base con hormona de enraizamiento, sacudiendo muy bien para eliminar el exceso.

El esqueje se introduce en un hoyo practicado en el sustrato compuesto de perlita y turba o arena gruesa en partes iguales.

La maceta regada debe colocarse en un lugar cálido y húmedo. Para lograr este medio, puedes cubrir la planta con un plástico sostenido por alambre. La cobertura debe mantenerse durante 15 días, teniendo la precaución de ventilar durante cinco minutos diarios. El sustrato debe mantenerse siempre húmedo.

Siete día después, las plantas nuevas tienen que pasarse a la maceta empleando sustrato compuesto por tierra negra, resaca de río, turba y arena abonada con harina de huesos.

Cambio de maceta 

Cuando las raíces asomen por el orificio de drenaje, tendrás que cambiar de maceta. Esto se realiza en primavera.

Cuidados que requiere laAfelandra

La afelandra necesita humedad y esto se logra colocando la planta sobre un plato con agua o turba húmeda. Cuando termine la floración de la Afelandra, deberás cortar sobre el primer par de hojas.

Problemas y soluciones


  • Si las hojas se caen, tendrás que colocar la maceta en un plato o ponerle turba húmeda, ya que eso se debe a la falta de humedad.
  • Si la brotación es débil, cambia de maceta.
  • Si las hojas están deformadas o tienen escamas de color marrón en la parte inferior, seguramente tenga pulgones y cochinillas, por lo que tendrás que pulverizar con un insecticida sistémico y usar dimetoato al 40 por ciento.
Visita todos nuestros post en Entreplantasymacetas.blogspot.com y no te olvides de visitar serchickas.blogspot.com.