Consejos para cuidar la alegría del hogar durante todo el año


La alegría del hogar es una planta maravillosa que se merece la popularidad que tiene, ya que además es fácil de cuidar, crece rápidamente y, por lo general, es libre de problemas, por lo que te recompensará con creces por tus esfuerzos con flores coloridas durante todo el verano.


La alegría de la casa, alegría del hogar, impatiens, madama o balsamina, es originaria del este de África. Las impatiens más comunes en oferta son los híbridos de la impatiens wallerana, mejor conocida como alegría.

La especie auténtica es difícil de conseguir como planta de interior. Esta puede llegar a alcanzar unos 45 cm de altura. Sus hojas son verdes, sus tallos carnosos y sus flores de color rojo que aparecen en verano y tienen un ancho de 38 mm con una espina en la parte trasera.

La variedad de la impatiens wallerana ‘variegata’ posee hojas verdes orladas de blanco y flores de color escarlata. La impatiens wallerana ‘arabesque’ presenta hojas verdes o bronce y flores blancas, la impatiens wallerana ‘supernova’ tiene flores hermosas de color rosa tiznadas de rojo y la impatiens wallerana ‘rose star’ genera flores rojas.

Cuidados en primavera y verano

Imagen cortesía de Chris Sorge, todos los derechos reservados.
Las impatiens florecen cuando sus raíces se han enmarañado, de tal manera que deberás cambiarla de maceta durante la primavera, pero solo si la planta realmente está saturando la capacidad recipiente.

La temperatura ideal de las impatiens es de 18 °C, aunque puede soportar un máximo de 24 °C y un mínimo de 13 °C. Riega la planta de manera que el compost se encuentre siempre húmedo, pero no anegado.

Rocíala solamente cuando el clima sea realmente caluroso, pero evita saturar las hojas, dado que son propensas a las enfermedades fúngicas cuando la condición es muy húmeda.

Una excelente manera de mantener el ambiente húmedo es colocando la planta en una bandeja con guijarros mojados. Incorpora un fertilizante líquido en el agua todas las semanas a lo largo del verano y mantén la planta en una habitación aireada y con luz brillante.

Ten en cuenta que la alegría del hogar puede tolerar el sol directo, pero nunca al mediodía. Pódala durante los meses de verano.


Cuidados en otoño e invierno

Los cuidados de las impatiens para el otoño e invierno son fáciles, dado que no deberás permitir que la temperatura descienda por debajo de los 13 °C. Lo ideal es que se mantenga a una temperatura de 18 °C para que la planta conserve su atractivo y pueda seguir floreciendo. Con estas temperaturas deberás reducir el riesgo, la humedad y el abono, pero ten en cuenta que, si la temperatura desciende demasiado, deberás dejar secar el compost un poco y no abonarla.

Propagación de las impatiens



Los esquejes de la alegría del hogar son sencillos de hacer. Durante la primavera-verano corta los brotes laterales de unos 10 cm de largo, retirando un par de hojas más bajo y colocando los esquejes en un recipiente con agua.

Las raíces surgirán en pocos días; entonces tendrás que plantar los esquejes de manera individual en macetas con compost húmedo y mantenerlos lejos de la luz brillante durante dos semanas o hasta que las raíces se hayan establecido.

Cuando crezcan, trátalos como plantas maduras y despunta en los extremos. También puedes cultivar los impatiens a partir de semillas si deseas tener una gran cantidad de plantas. Simplemente, tendrás que sembrar las semillas al comenzar la primavera en bandejas con compost semillero. 

Posteriormente, mójalo y pon la bandeja en un lugar cálido y oscuro. Cuando las plántulas se hagan visibles, permíteles un poco de luz.

Problemas de las impatiens

Aunque la alegría del hogar es una planta libre de problemas si recibe los cuidados adecuados, si, en invierno la temperatura desciende demasiado, o bien, se expone a corrientes de aire frío, las hojas se pueden marchitar, volverse amarillas y caerse.

Las enfermedades fúngicas pueden afectar las flores y las hojas si la planta se ve afectada por un exceso de agua, porque se encuentra en un sitio con poca luz o por el frío. Rocíala con un fungicida cuando la enfermedad sea evidente.

Si la atmósfera se torna muy seca, la araña roja puede infestar la planta. Por tanto, si descubres telas amarronadas y hojas curvadas, rocía las impatiens con un insecticida con base de malathion.

Te recomendamos leer:
El pulgón verde puede atacar los brotes blandos y jóvenes en las puntas de las ramas. Si esto llegara a suceder, rocía con un insecticida a base de piretrina. Si hubiera moscas blancas volando alrededor de la planta, rocíala con malathion una vez por semana.

¿Qué te ha parecido este post sobre los cuidados de la alegría del hogar? Deja tu comentario Si quieres contribuir a mi esfuerzo, puedes hacerlo cliqueando en el botón ¿mi invitas a tomar un café? ¡Gracias por hacer posible este sueño!