Mesembriantemos, rayitos de sol o flores del mediodía (Mesembryanthemum)




Mesembriantemos proviene del latín mesembria, anthemon y mediodía. Su género pertenece a la familia de las Aizoáceas, que reúne a numerosas especias cultivadas también denominadas rayitos de sol.


Mesembryanthemum roseum

Es una planta herbácea perenne de origen sudafricano, de tallos rastreros con numerosas ramificaciones que forman un tapiz. Estas miden entre 20 a 30 centímetros de altura. Las hojas del Mesembryanthemum roseum son suculentas, lineares y constantes; de hasta 3,5 cm de largo. Sus flores son rosado-oscuras o claras de 3 cm de diámetro, con un botón en la parte interna (estambres) de color amarillo intenso. Florece a fines de la primavera.

Mesembryanthemum glomeratum

Es una especie perenne de 25 a 35 cm de altura. Subleñosa en la base, con hojas lineares de 2 cm de largo de color rojo-violáceas de 2,5 cm de diámetro, agrupadas en fascículos. La floración del Mesembryanthemum glomeratum se produce en verano.

Mesembryanthemum deltoides

Posee tallos suberectos de color rojizo, cuya altura puede llegar a ser de 30 cm. Las hojas de sección triangular miden 1,5 cm de largo y las flores de color rosado puede llegar a medir 1,5 cm de diámetro reunidas en grupos de tres.

Mesembryanthemum auranticum

Es una especie perenne muy ramificada y subleñosa que crece hasta los 35 cm de altura. Sus hojas lineares de sección triangular terminan en una punta afinada y pueden medir hasta 2,5 cm. Sus flores son anaranjadas, solitarias y de 3 a 5 cm de diámetro. Florece en primavera.

Suelo, abono y luminosidad

Los Mesembriantemos o rayitos de sol prosperan en terrenos arenosos y con escasa humedad. El suelo constantemente húmedo deteriora su sistema radicular. Se cultiva en un sustrato compuesto por 3 partes resaca de río, 4 partes de arena y 3 partes de tierra negra.

Para el abono se incorporan de 50 a 60 g de harina de huesos o 5 g de fertilizante compuesto tipo 15-15-15 alrededor en cada rayito de sol a principios de la primavera y a mediados del verano.

Por otro lado, florece en sitios donde recibe más de seis horas de luz solar directa en la primavera.

Riego

El agua que almacena en sus hojas carnosas le permite superar sequías prolongadas. Los ejemplares de esta planta cultivados al aire libre, se desarrollan bien aprovechando el agua de la lluvia y no requiere de un riego adicional. Las que crecen debajo de un techo pueden regarse cada 15 a 20 días durante el verano y cada 30 a 35 días en el invierno.

Cuidados


Te recomendamos leer:
  • El Mesembriantemos es sensible al frío, por lo que es necesario proteger la planta de las heladas.
  • El suelo húmedo continuamente afecta la floración y son beneficiadas con una semana de sequía a mediados de la primavera.
  • Los brotes de la planta se acortan y los tallos secos se podan al terminar el invierno.
  • Las cochinillas afectan frecuentemente los ejemplares cultivados en terrenos arcillosos y húmedos, por lo que deben controlarse con insecticidas sistémicos.
  • El exceso de mantillo, resaca de río o estiércol genera plantas con mayor brotación de hojas tiernas y sensibilidad a las enfermedades.
  • El cultivo en maceta requiere de un cambio anual de recipiente a principios de la primavera.

Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!