Cuidados de la Rosa de Siria (Hibiscus syriacus L.)


La Rosa de Siria también conocida como Altea o Avispa, es un arbusto de follaje caduco de origen asiático, que mide de 2 a 2.5 metros de altura. Su floración es estival y normalmente se reduce con podas.


La Rosa de Siria posee el tallo arborescente, pubescente y ramificado; con hojas aovadorómbicas de 4 a 8cm de largo, trilobuladas y con bordes dentados. Sus flores son axilares, simples o dobles y abundantes con una amplia gama de colores: rojo, lila azulado, blanco, rosado, violeta, etcétera.

Suelo, abono y temperatura

Prospera en el suelo fértil, compacto, profundo y levemente ácido, no viéndose favorecida en terrenos arenosos y secos. Se cultiva también en recipientes de 30cm de profundidad, con buen drenaje y un sustrato compuesto por tierra negra, turba y resaca de río en partes iguales.

La floración de la Rosa de Siria incrementa con la incorporación de 100g de harina de huesos al comienzo de la primavera y 10g de fertilizante compuesto al presentarse los primeros botones florales. Los abonos foliales suelen pulverizarse cada 25 días desde inicios de la primavera.

Por otra parte, en cuanto a la temperatura, la Rosa de Siria soporta el descenso de la temperatura hasta los -6° C y resiste el calor si dispone de suficiente humedad en el suelo.

Riego, luminosidad y propagación


La Rosa de Siria se beneficia con riegos moderados cada cuatro días durante el crecimiento y floración, evitando ahogar el suelo y suspendiendo el riego en el otoño cuando empiezan a caer sus hojas. Crece a pleno sol o en sitios ligeramente sombreados con abundante luz solar de la mañana. 

En cuanto a su propagación, se realiza por estaca de madera dura plantada a finales del invierno, esqueje de madera suave a mediados del verano, por injerto en algunas variedades de flor doble y por semillas en la primavera.

Te recomendamos leer:

Problemas de la Rosa de Siria

  • Brotación y floración escasa debido a la falta de nutrientes. La solución, será fertilizar con NPK (Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K)).
  • Brotes y pimpollos con insectos verdosos debido a los pulgones. La solución, será utilizar un insecticida sistémico.

Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!