La Felicia o Aster pappei, una planta muy similar a la Margarita ¡conócela!

La Felicia o Aster pappei es una planta arbustiva que se cultiva popularmente en Sudáfrica, dado a la abundante profusión de flores azuladas muy similares a las Margaritas. Pocas veces exceden los 45 cm de alto y son ideales para plantar en macetas; aunque hay algunas especies que pueden resultar apropiadas para adornar los alféizares de una ventana.



Una de las especies más populares es la Felicia pappei o Aster pappei, que posee forma de arbusto pequeño y puede llegar a alcanzar una altura de entre 30 y 38 cm con una expansión similar. En verano y otoño desarrolla flores azuladas con centros amarillos de 2,5 cm de diámetro. La Felicia es una planta ideal para cultivar en maceteros o jardineras.

Cuidados de la Felicia o Aster pappei durante todo el año


Planta la Felicia en primavera, haciendo uso de un compost normal. Una maceta de 15 cm de diámetro servirá para las especies más grandes, mientras que otra de 10 cm de diámetro será suficiente para las especies más pequeñas. Coloca cuatro plantas en el alféizar de una ventana. Corta 2 cm de los brotes nuevos, en las plantas que has cambiado de lugar, en época de plantación, y retira todos los brotes helados. Despunta todas las plantas luego de la primera floración.

Proporciónale un sitio soleado, pero protegido y riégala abundantemente durante la primavera-verano, sin llegar al punto de saturarla. Durante la época de floración, desde que surgen los botones florales hasta el otoño, abona cada tres semanas con un fertilizante líquido débil incorporado al agua.


La Felicia no es muy resistente a las heladas, por lo que precisará un especial cuidado si la quieres mantener con vida hasta el año siguiente. Coloca el ejemplar en un lugar que reciba el máximo de protección ante el viento frío y en los días más benignos, riégala un poco.

Te recomendamos leer:

El Aster pappei se propaga a través de semillas en invierno-primavera, en un propagador a una temperatura de 16 °C hasta que germine. Retírale el propagador y mantén la temperatura hasta que alcancen unos 8 cm de alto; luego, trátala como planta madura.

Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!