El Dianthus, Clavel chino o Clavelina, creará un gran despliegue de colores en tu jardín


El Dianthus también conocido como Clavel chino, Clavel o Clavelina, es un gran grupo que incluye aproximadamente 300 especies de plantas perennes y anuales, además de una gran cantidad de variedades e híbridos. Sus flores son hermosas y cuentan con un aroma delicado.



Cuidados del Dianthus en primavera y en verano



Cultiva tu Dianthus en un buen compost o prepara tu propia mezcla con dos medidas de tierra negra, una de mantillo, otra de turba y otra de arena. Todas las variedades prefieren el suelo calizo, aunque no es esencial; agrégale al compost algunas piedras calizas para obtener un buen resultado.

Lo más importante es mantener un drenaje adecuado; incorpora en la base de cualquier recipiente que utilices una capa de trozos de maceta rota o piedrecillas.

Cultiva los Claveles de arriate en macetas de 11 cm de diámetro y acomoda las otras especies en tiestos de 6 u 8 cm. Hazlo siempre en el mes de abril o mayo y trasplanta tus claveles anuales en recipientes de 13 cm en primavera-verano; pero ten cuidado de no dañar las raíces.

Deja el resto de las especies en su maceta durante todo el año y a principios de la primavera siguiente, trasplanta el bienal Clavel del poeta y el perenne en sus recipientes definitivos. Los de arriate, colócalos en macetas un poco más grandes, sin que el diámetro de esta supere los 15 cm; después, cambia la capa superior de compost cada año y reemplázala por una nueva.

Las plantas más grandes quizás precisen un tipo de soporte. Inserta cañas de bambú de unos 60 cm al lado de cada planta en la época de plantación y asegura los tallos con una cuerda fina o alambre a medida que vayan creciendo.

Los de menor tamaño, pueden precisar también soporte. Inserta ramas pequeñas en el compost en la época de plantación, de modo que sobresalga 10 o 15 cm por encima de la planta.

Corta por completo todos los tallos después de finalizada la floración para asegurar una mayor producción de claveles posteriormente, ya sea en la misma temporada o en la siguiente. Para cortar las flores, hazlo muy temprano por la mañana o al anochecer cuando los retoños se encuentren húmedos. Déjalos en agua limpia durante algunas horas y mantén el agua lejos de la flor.



Proporciónales un sitio soleado, riega abundantemente durante todo el período y agrega un fertilizante líquido suave al agua una vez a la semana en primavera-verano.

    Quizás también te pueda interesar:

Cuidados del Dianthus en otoño e invierno



Cuando la floración haya finalizado, retira todos los tallos con pimpollos, dado que podrían formar flores débiles a principios de la primavera, deteniendo así la floración estival. Los Dianthus son tratados como plantas anuales, por lo que se desechan después de la floración, pero son resistentes y los puedes mantener de un año para el otro protegiéndolos del frío y regándolos de manera ocasional en los días más templados.

¿Qué te han parecido los cuidados del Dianthus, Clavel chino o Clavelina? Deja tus comentarios.

Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!