Conoce a la Venus atrapamoscas, una planta exótica y asombrosa


Si deseas cultivar una planta realmente exótica, entonces debes escoger a la Venus atrapamoscas, también conocida como Dionacea. Se trata de un vegetal carnívoro que se alimenta de insectos o pequeños trozos de pescado o carne. Su apetito no es insaciable, por lo que no debes alimentarla en exceso; cada boca de la Venus atrapamoscas puede tragar solamente cinco veces y, después, muere.


Cada hoja posee un tallo con dos medias hojas en su extremo provistos de dientes. Cuando un insecto entra en contacto con la boca abierta de la Venus atrapamoscas, las dos medias hojas se cierran rápidamente, entrecruzando los dientes y destruyendo al insecto con unos jugos que segregan sus glándulas digestivas. Las flores de la Dionacea son blancas y en forma de estrella y surgen en verano.

¿Cuáles son los cuidados que debería proveerle durante todo el año?


Utiliza un compost a partes iguales de musgo fresco y turba y coloca la maceta con la planta dentro de otro recipiente que posea una capa de musgo esfagnáceo para aislar a la Venus atrapamoscas del frío y mantener el compost húmedo. Las temperaturas en verano deben oscilar los 13 °C. Abona a la planta una vez al mes.

Nunca permitas que la Venus atrapamoscas permanezca en un sitio en donde la temperatura sea inferior a los 7 °C durante el invierno. Probablemente, precise un alto grado de humedad.

Propagación de la Venus atrapamoscas


Divide a tu planta a comienzos de la primavera y planta las divisiones en la mezcla a partes iguales de turba y musgo. Mantén las plantas nuevas en un lugar sombrío y cálido. Si vas a cultivar semillas de la Venus atrapamoscas en primavera, colócalas en la misma mezcla y mantenlas a 13 °C.

Te recomendamos leer:



¿Qué te ha parecido este post sobre los cuidados de la Venus atrapamoscas? Deja tu comentario y recuerda que puedes dejarnos también tus sugerencias, consultas, dudas, etcétera.

¡Ayúdanos difundiendo el post en las redes sociales y en los grupos que conozcas!

Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!