Propagación de la Dalia


La Dalia es una planta maravillosa de origen mexicano y una de las flores más vendidos en el norte de Europa. Es ideal para todo tipo de jardines, dado que viene en diversos colores y es imposible no enamorarse de ellas. Si estás pensando en propagar la Dalia, en EntrePlantasyMacetas te decimos como.



Se usan solamente las semillas de flores simples, aunque los ejemplares que se obtienen no son iguales a la planta madre. Las flores se seleccionan de plantas sanas y vigorosas; se marcan con un trozo de hilo para poder distinguirlas de aquellas que se cortan una vez marchitas y se recogen cuando alcanzan la madurez completa al secarse el capítulo.


El momento propicio para cosecharlas es durante las horas de sol de la tarde para evitar la humedad del rocío. Las semillas de la floración primaveral-estival producen los mejores ejemplares. Se limpian y guardan en cajas, bolsas o latas con un rótulo que indique el nombre de la planta y fecha de cosecha.


El almácigo

Se prepara en terrinas, cajones o bandejas de siembra con 10 a 15 cm de profundidad a finales del invierno, se trasplanta en primavera y florece al promediar el verano. El sustrato compuesto por cinco partes de tierra negra, una parte de turba, tres partes resaca de río y una parte de arena, se coloca sobre una capa de trozos de maceta.

La semilla debe distribuirse sobre el sustrato húmedo, en líneas distanciadas a 5 cm y se cubre con una capa fina de mezcla pasada por un tamiz. El almácigo se cubre con un cristal y un papel de periódico para mantener la humedad y proporcionar oscuridad.


Colocado en un sitio con 18-22 °C, las plántulas aparecen entre los 8 y 12 días. Se retira el papel y algunos días después, se quita el vidrio. Se mantiene el sustrato húmedo evitando el encharcamiento de agua y se exponen gradualmente a la luz solar. Las plántulas se repican y cultivan en macetas hasta el momento de la plantación en el jardín.

El acondicionamiento de la raíz de la Dalia

La planta debe cortarse después de las primeras heladas, dejando un tallo de aproximadamente 12 cm. Las raíces se dejan en la tierra durante 15 días para que maduren bien y se extraen con mucho cuidado usando una pala.


Se deja secar con la parte inferior hacia arriba durante un par de días hasta que la tierra adherida se desprenda con facilidad. Una vez seco, debe cortarse el tallo a pocos centímetros del cuello y eliminarse las raíces fibrosas, dejando solamente las engrosadas.

Después de comprobar que no hay signos de podredumbre, se guardan en turba, arena o aserrín hasta el momento de la división. Conviene mantener las raíces en un sitio seco y aireado con un rótulo que indique el nombre de la variedad y el color.

División de las raíces

Las raíces se dividen con un cuchillo afilado o una tijera a principios de la primavera. Cada trozo debe llevar adherido una parte del tallo con una o varias yemas u ojos. Se ubican con facilidad las yemas al colocar las raíces en turba o arena húmeda en un lugar seguro durante siete días.


Multiplicación por esqueje

Las raíces se plantan en un cajón con turba húmeda a mediados del invierno. El renuevo que emite la raíz tuberosa se corta cuando alcanza una altura de 5 a 7 cm. El brote debe llevar adherido un trozo de raíz del extremo. El esqueje se planta en un sustrato de turba y arena húmeda. Las raíces se desarrollan en 15-21 días.


Consideraciones



  • La plantación de la raíz de la Dalia sin previa división, da plantas con excesivo follaje y pocas flores.
  • La raíz dividida, debe colocarse de manera horizontal con la yema dirigida hacia arriba, próximo al tutor previamente enterrado.
  • La plantación al aire libre, debe efectuarse después del período de heladas.
  • Los principales enemigos de los brotes de la Dalia, son las babosas y los caracoles. Pulveriza o riega periódicamente con productos a base de metaldehído.
  • Requieren protección de los vientos fuertes y cinco horas de luz solar directa para obtener una floración abundante.
  • La variedad de flores simples y de bajo porte se cultivan como anuales; se propaga por semillas y se trasplantan al aire libre en forma de plantines.
  • Las mejores flores para corte se logran dejando un pimpollo solo por tallo.
  • En regiones de inviernos húmedos, se aconseja levantar las raíces en otoño para evitar su descomposición en el suelo.


Te recomendamos leer:
¿Qué te ha parecido este post sobre la propagación de la Dalia? ¿Tienes alguna en tu casa? Si deseas aportar algún cuidado, sugerencia o si tienes alguna duda, deja tu comentario.

Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!