Características de la Calandrinia, conocida comúnmente como Verdolaga


Calandrinia, también conocida como Verdolaga, pertenece a un exuberante grupo de plantas de color verde y de crecimiento lento. De origen americano, particularmente de Argentina, Ecuador, Chile, norteamérica y de algunas regiones australianas.

A la Calandrina, se la cultiva por la gran cantidad de flores pequeñas en forma de copa que crece en varias tonalidades, del rosa al púrpura, durante todo el verano. Incluye plantas anuales y perennes. Sus hojas carnosas son típicas de las plantas suculentas.

La especie más conocida es la Calandrinia umbellata, una planta perenne que puede cultivarse en el exterior como una planta anual, aunque precisa un lugar protegido y soleado como el balcón o la terraza para que su desarrollo sea el adecuado.

Se convierte en una planta colgante o expandida en tallos de 12 cm de largo, cubiertos de hojas de color verde oscuro, carnosas con forma de aguja. Las hermosas florecillas, miden 2,5 cm de diámetro y crecen en ramilletes en el extremo de sus tallos, durante todo el verano.

Cuidados de la Calandrinia en primavera y verano


Cultiva las plántulas de la Calandrina durante la época primaveral, colocando 3 un cada maceta de 20 cm de diámetro, llenas de compost mezclado con un puñado de arena gruesa. Esta también es la época para trasplantar los ejemplares perennes. Para ello, usa el mismo compost y trasplántala cada dos años, hasta cuando consideres que necesitas un recipiente mayor. En los años intermedios, quítale la capa superior de compost y cámbialo por uno nuevo.

Su Verdolaga necesita un lugar resguardado soleado y fresco. Riégala con cuidado durante el verano, dejando que la tierra se seque levemente, porque si las raíces reciben demasiado agua, se pudren. Comienza a abonarla cuando las plántulas hayan alcanzado entre 15 y 20 cm de altura, o cuando las plantas maduras reinician el crecimiento.

Cuidados de la Calandrinia en otoño e invierno

Después de la floración de la Verdolaga puede desprenderse de sus plantas, o bien llevarlas a un sitio cubierto donde la temperatura no sea inferior a los 7 º C. En esas condiciones soportan los meses fríos del año. Riégalas de manera ocasional para que la tierra se mantenga apenas húmeda, comprobando siempre que no quede anegada. Colócalas en el sitio más iluminado y soleado.

Propagación

Siembre las semillas de la Calandrinia en primavera en compost mezclado con arena gruesa. Colócalas en un propagador a 16 º C, en un sitio con poca luz. Conforme las plántulas vayan apareciendo, aumenta la cantidad de luz, y cuando tengan de 5 a 8 cm de altura, trasplántalas.

Te recomendamos leer:

Problema

No la riegues en exceso durante el verano, pues la tierra debe estar apena húmeda, sino podrías arruinar las raíces. El pulgón lanígero puede aparecer en la Verdolaga. Si así fuera, quita las manchas blancas con un pincel empapado en alcohol metílico.

Imágenes: Annie's Annuls, The Watershed Nursery
Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!