Calathea (Calathea makoyana E. Morr)




La Calathea pertenece a la familia de las Marantáceas y es una de las plantas de interior más apreciadas por su hermoso follaje.


Es una planta herbácea perenne de origen brasileño que puede alcanzar hasta el metro de altura, aunque en interior su altura máxima de 60 cm. Posee hojas elípticas u ovaladas, bien erguidas y provistas de un pecíolo de color rojo. En la cara superior tiene un color verde plateado salpicado de verde más oscuro a lo largo de todas las nervaduras secundarias y, también, rojizas en la cara inferior.

Suelo, abono y riego de la Calathea

La Calathea se desarrolla en un sustrato fértil y ácido compuesto por tres partes de tierra negra, dos partes de resaca de río, dos partes de arena y tres partes de turba. Durante la primavera, se riega solo una vez con una solución de 0,5 g de sulfato de amonio por cada litro de agua, sin mojar el follaje. Durante el verano, debe regarse cada tres o cuatro días y, semanalmente durante el invierno. 

El sustrato cuando está excesivamente húmedo puede perjudicar las raíces rizomatosas y formar rebrotes.

Temperatura y luminosidad

La Calathea progresa entre una temperatura de 16 °C a 24 °C y no sobrevive a temperaturas muy elevadas en ambientes secos ni tampoco con menos de 7 °C. En cuanto a la luminosidad, la Calathea precisa una exposición moderada, es decir, debe evitarse la luz solar directa. Los pecíolos de las hojas se alargan en periodos de 12 horas que, normalmente, coinciden con la oscuridad.

Cultivo

  • Vive durante varios años con cuidados sencillos pero continuos.
  • Debe escogerse un ejemplar sano, sin hojas secas y con un colorido intenso.
  • El cultivo es mejor iniciarlo en la primavera dividendo las raíces y los tallos de la planta adulta cada cuatro años para que la Calathea se mantenga vigorosa.
  • Prefiere los recipientes porosos.
  • El rociado periódico ayuda a mantener las hojas limpias.
  • Es susceptible a la atmósfera seca de las corrientes de aire.
  • La luminosidad vertical ayuda a formar plantas con mucho follaje y hojas grandes.
  • El clima cálido y seco ayuda a facilitar el desarrollo de la arañuela roja.

Cambio de maceta

La Calathea densa precisa el cambio de maceta en la primavera. Para ello, deberás sujetar la planta con la mano y desprenderla dándole un golpe en el borde. Luego se quita con mucha precaución la tierra adherida a las raíces. Colócala en el centro de un recipiente nuevo de gran tamaño y completa la maceta con el sustrato, ejerciendo presión alrededor de la planta con tu puño.

Cuidados, problemas y soluciones

  • Las hojas secas deben cortarse con una tijera desde la base sin dejar resto del pecíolo.
  • Si la planta tiene hojas con bordes secos, seguramente le falte humedad al ambiente. Por tanto, la solución será rociar el follaje o mantener la maceta en un plato con agua.
  • Si las hojas están decoloradas, esto se debe a la luz solar directa intensa. La solución será trasladarla a un sitio reparado.
  • Si las hojas de la Calathea están marchitas y arrugadas, seguramente habrá sequedad y frío en el ambiente. La solución será ubicarla en un lugar cálido, evitando las corrientes de aire e incrementar la frecuencia de riego.
  • Si las hojas están marchitas y con telarañas, la Arañuela roja se encuentra presente en la Calathea. La solución será aplicar insecticidas sistémicos.
Te recomendamos leer:
Si te ha gustado este post, no dudes en dejar tu comentario y compartirlo en las redes sociales para llegar a muchos más lectores que estén interesados en las plantas y flores

Visita nuestros otros blogs: Ser chickas y Tu guía de bodas ¡Te esperamos!